Elcoya Producciones - MANOLO FERNAN - RAID JURAMENTO
  BIOGRAFIA I
  BIOGRAFIA II
  VIDEOS
  AUDIO
  OBRA MUSICAL
  LETRA
  ALBUN FOLCLORE
  ALBUN PESCA
  RAID JURAMENTO
  RAID CALCHAQUI
  RAID MOJOTORO
  RAID BERMEJO
  Nosotros
  Pesca Bermejo
  Fotos PANORAMIO
  Cabra Corral
  Poly y Beto Fernan
  PORTAL INFO DE SALTA
  Libro de visitantes

RAID ACUATICO DEPÒRTIVO – RIO ARENALES (altura puente Avda. Paraguay) HASTA CANAL DE DIOS (limite provincial entre Salta y Santiago del Estero)

 

PRIMERA ETAPA

PARTIDA: Era época de verano y el cauce tenía agua no muy turbia pero abundante para iniciar nuestros primeros kms. aguas abajo. Yo iba adelante con dos balsitas, la primera llevaba el armazón con la paletas metalicas, la otra de atrás, sola con la carga de siempre (una bolsa con ropa para cambiarse, frazadas, untensillos para cocinar, caña de pescar, cámara fotográfica) y más atrás lo hacia mi hijo José Luis en una sola balsita con poca carga. El río tenía sus correntaditas alegres y pasamos primero el puente carretero de la Avda. Paraguay, luego el puente de la Avda. Chile (ex puente i fierro), con sus sabrosas historias de sus viejas Barracas de cueros, su viejo destacamento de vialidad y la bajada para los carros jardineras y alguna camioneta ó camioncito que tenía su pronunciada bajada cerca de lo que actualmente hay un vivero (antes era casa de citas – residencial) y tambien hacian bailes para carnaval, este local se llamaba “El Rosedal” (años 1950 al 1960). Bueno, por esas bajadas iban y venian con el transporte de ripio, ripiosa, áridos en gral. y en la parte Sur del puente y fierro estaba la Barraca de Don Welindo Toledo, alli sabiamos dar la vuelta hacia la izquierda cuando nos ibamos a pescar a Las Tienditas por La Isla con mi amigo de la infancia (Héctor Gustavo Rufino). Continuamos navegando pasando por el actual balneario y acontinuación de La Costanera el desemboque de los canales Avda. Esteco. A partir de esta zona, el río se vuelve más tranquilo, no hay casi pedregales pero hay que tener cuidado en las barrancas de ambos lados por si hay algún arbol caido, que pueden hacernos pasar un mal momento. Pasando la calle Córdoba antes de pasar por el Puente carretero de la Avda. Tavella sobre la margen derecha cerca de una cortada de ladrillos habia una barranca alta y allí se formaba un hermoso “pozo” (El Pozo de la Boga), tradicional lugar para la práctica de pesca con cañas huecas tacuara, con piolin de algodón (de lo que usan los albañiles), obteniendosé muy buenas pescas de bagres, bogas, dentudos y que, cuando crecía bastante el rio Arenales, subian por el Rio Juramento (hasta la cercanias de San Lorenzo y Campo Quijano) algunos doraditos que eran delicias de los pescadores (a veces llegaba el momento que costaba sacar algún bagre, por las cantidades de doraditos), que comian a los que estaban en sartas dentro del agua. Tambien en estos lugares eran especiales para redear los sábalos, viejas del agua; tambien para bañarse, la gente entraba por la calle Córdoba hasta el rio.

Cuando nosotros pasamos el “pozo de la boga”, estaban unos muchachos bañandose y tenian para cruzar y pescar con redes un “Kayac”, estaba decorado y en la parte de adelante tenía la figura y las letras de Yacaré, pasamos ese lugar despues el puente de la avda. tavella, notandosé a la izquierda, los rellenos de esa zona donde ahora hay un barrio floreciente y por la derecha esta Villa Lavalle, seguimos navegando y ya notamos que el rio Arenales empezó a ponerse más lento, más angosto y más profundo. Menos mal que mi balsita tenia las paletas de ambos lados que me permitia de alguna manera apurar la marcha, maniobrar y de paso mi hijo se agarraba de la caña de pesca que llevaba en el segundo botecito arriba de toda la carga y de esta manera descansaba de a ratos. La tarde iba cayendo, habiamos salido cerca de la cinco de la tarde, todavia hacia calor y amenazaba la lluvia para la noche, así pasamos “El establecimiento de la escuela y adiestramiento de perros” de la Policia de la provincia de Salta, que años atrás sabia estar cerca de la rotonda de Limache y ese inmenso predio servia al Organismo de Obras sanitarias, pues alli tenía su proceso de filtrado y tratamiento de liquidos cloacales de la ciudad y que una vez tratada esta, salian las aguas servidas hacia el rio (este lugar se lo conocia como “Los Filtros”), no puedo dejar mencionar a un gran amigo, socio del decano Club de Pesca “Salta” Don Alfredo Sanchez, conocido como “El seco-vela”, que nos sabia proveer de carnadas consistente en las famosas “Uncas” ó lombrices de las denominadas “Mansas”, una variedad de las que ahora se las dicen “Californianas”, este amigo con los años supo albergar en su casa de Rondeau 1139 al Club de caza y Pesca Gral. Martín Guemes, pasando ya por el “Filtro” llegamos al desemboque de otro famoso lugar “El canal de las Avda. Virrey Toledo, antiguo cauce de aguas de partes del Rio Vaqueros y Rio Wierna. Luego viene la zona del “Tinkunacu ó Playa de las Vacas”. Posteriormente ingresamos donde era el Basural del Parque Industrial de la Pedrera, luego por el “Cerro Bola”, se nos estaba haciendo la noche y decidimos con mi hijo pasar la noche en la parte Este del rio, cerca de la Pedrera pues parece ser que la lluvia se nos venia encima, salimos y preparamos el “campamento”

Esa noche, se largó una tormenta que ya la teniamos anticipada, acampamos en un corral abandonado y habia algo de leña, el grueso de la tormenta habia sido para la ciudad, porque habia aumentado bastante el cauce ya con turbiedad, la lluvia algo nos habia mojado, habiamos juntado algo de leña seca y la protegimos de la lluvia. A la mañana temprano, luego de desayunar preparamos las balsitas y salimos con precaución cerca de las nueve de la mañana, algo fresco esa parte prque se forma como un “cobertizo” arriba de nuestra cabeza debido a que hay muchos sauces de ambas margenesy arriba como se entrelazan las ramas de los arboles y tenian una especie de decoración debido a las bolsitas de plasticos de la basura (nos recordaba a los adorno de la calle en epoca de los corsos sobre la calle Belgrano). Una vez embarcados ya comenzamos a navegar y en seguida llegamos al desomboque del arroyo de Rio Ancho, algunos desagües de vertientes, “El cerrito largo” “lajas chicas y largas” parte de la Finca “La candelaria”. Luego pasamos por las “Dos barrancas”, que nos impactó por el color de sus tierras y en la orilla de sus barrancas habia unos montículos como “toscas” de color casi negro y duros, cerca de estos lugares desemboca un arroyo que sale de la finca Santa Elena, seguimos andando y estamos pasando por el cruce de “Paso Sarmiento” (estamos ya a 19 Km. de la ciudad), en ese lugar desemboca un desagüe de los “totorales” que vienen de las “tres lagunas” de la finca “Los Pinos”.

El rio por aquí tiene muchas curvas y contracurvas, con muchos arboles, predominan los sauces grandes. En este lugar (Paso Sarmiento) es muy frecuentado por las familias para pasar el día. Hay muchos “jejenes” y “zancudos”, la fauna por aquí se encuentra: chumucos, garzas, teros, torcazas, sachas, urpilas, gallaretas (cresta roja y amarilla), cochapollas, miquilos, nutrias, perdices, guaypos, martineta ó copetona, iguanas y coicitos. Seguimos avanzando por el rio y llegamos a “Carahuasi”, por alli están los primeros pozos de “peñas de piedra y toscas” (pozos que casi nuncan cambian de fisonomia), por su geografia. Hay un lugarcito pintoresco “la cueva ó la salamanca”, esta se forma por una erosión del agua en una pequeña lomita de tierra arcillosa y con el paso de los años debido a la acción de las lluvias han formado un “socavón” de unos 2 a 3 metros de diametro que termina al lado del camino, esta parte del camino fue motivo de varias caidas de la bicicleta, alla por los años 1952 a 1960. Esta parte del rio se notan ya las correntadas con piedras más grandes y se “alegran” las correntadas. Hay algunos ranchitos cerquita del rio, pasamos por un lugar que se llama “El Ceibal ó Ceibalito” frente a la Finca El Remanso, por alli desembocan en la parte Oeste del rio Arenales varios manantiales pequeños y por estos suben a poblar, vivir, reproducirse las: yuscas, torillos, bagrecitos, sábalos, dentudos, bocachas, mojarras, viejas, anguilas, crustaceo (parecido al cienpies, que en otro lugares le dicen “patudos”) y viven bajo de las piedras y es utilizado como carnada para bogas – bagres y dorados. Se nos hizo la noche y acampamos frente de los manantiales de la Finca El remanso. El caudal de agua aumentaba y la turbiedad era mayor, la correntada ya estaban bastante fuertecitas, se nos habia estropeado el pan y el azucar entre otras cosas. Notamos que habia una casita arriba de la barranca y que daba a un “pozo” en el rio. Le encomendé a mi hijo José Luis, la tarea de visitarlos para ver si lograbamos adquirir mercaderia a fin de reponer la provisión que daño las lluvias anteriores. Fue y volvio con azucar, pan y un lindo pedazo de queso, me comentó que lo atendió un gaucho que con los años me entere que era el capataz ó encargado de la Finca. Esa noche llovió y al otro día nos pusimos a “yusquear”. El lugarcito era ideal, barranquitas bajas con recovecos y algo de piedra, con alfombra verde la gramilla para caminar. Luego preparamos la “fritanga” y salimos, pasamos frente al Manantial grande y varios chicos en una barranca de la parte Este del rio. Habian unos pescadores que habian estado la noche anterior, los saludamos, conversamos de pasada y nos mostrarón una “sarta” como de media docena de bagres medianos. Seguimos y el rio se abrió en dos brazos, elegimos el de la izquierda, son partes cortas y con muchos obstáculos, hay varias plantas de ceibo en la parte donde desembocan los manantiales, se escuchan cantar las charatas, la vegetación es bien verde, monte alto tupido, hay que andar por las sendas con precaución, churquis, talas, mistol, tuscas, algarrobo, ortigas gigantes, por esta parte ya comienzan las barrancas altas, generalmente con su correspondiente pozo y despues la correntada. Llegamos al paraje Las Bolsas donde sabia vivir Don Francisco “Pancho” Aguirre, un criollo que juntamente con sus hijos nos sabian brindar su humilde casita y su ganas de ayudar, aquí era el final de nuestros numerosos viajes en bicicleta desde la ciudad de Salta a unos 35 kms. si veniamos por “La Isla” y por el “Paso Sarmiento” empleabamos menos tiempo, siempre con mi caña hueca y mi inseparable perrita “Piraña” arriba del portaequipaje y en compañía de mi amigo y padrino de casamiento (Hector Gustavo Rufino), así de incontables anécdotas, sabiamos llegar hasta su ranchito, alli dejabamos las bicicletas y nos ibamos más abajo por medio de dos rastrojos, sin desechar las correntadas y el pozo cerca de su ranchito, nos dirijiamos al corazón de los pozos famosos, otro de los visitantes asiduo a este lugar era Don Francisco “Petiso” Meregaglia – “Rengo di Pauli”(respetable hombre para el anzuelo) – Gente del Club “Las Tienditas” – Club Villa San Antonio – Antonio Nuñez (Kankly) – José y Julio Papetti – Gordito Sabant – Hojalatero Acuña – Isidro Garcia que con su recordado camioncito ibamos y veniamos a esos lugares.

Así pasamos la correntada del algarrobo grande –el primer pozo- y el rio dejó sin cauce al Pozo Viejo (con la Tusca echada, lugar de tanto cortes de linea y de dorados grandes, con varios anzuelos prendidos en su boca, esto se debia a que por aquellos años (antes de 1960, los pescadores recién empezarón a usar las lineas de “naylon”, no se usaba po lo general el “reel”, sino simplemente una caña de las denominadas “tacuaras” de un largo de 4 a 5 metros, con las puntas finitas para tener mayor sensibilidad al tirón o pique de algún pez, pero la que más se usaban eran las cañas “huecas”, tambien fijas, algunas tenían un largo de 6 metros, eran más flexible que las tacuaras y la modalidad de pesca era por ese entonces la famosa “corchada” o sea tirar la linea antes del objetivo y hacer correr la linea a favor de la corriente y hacer las veces que sea necesario esta operación hasta conseguir algún pique del pez o sea la común “llevada” que es cuando el pez toma la carnada y la lleva hacia abajo, arriba, al frente y a veces hacia la parte nuestra a pesar de estar metido en el agua hasta la cintura a fines de ganar distancia sobre el cauce. La línea que se usa debe tener un largo del doble de la caña a usar y en la parte fina una “gomilla” para sujetar la línea en la punta. Continuando con la aventura pasamos por el famoso pozo “come-perros” ó “traga-perros” – el pozo de la “redondela o del círculo” – pozo del “Turco Mustafa” (Catamarca esquina pasaje Gauna, que en jardinera se sabía ir con sus hijos), luego seguia el pozo “del marmol”, con sus enormes pedrones en el medio del río impedian el paso y tuvimos que usar una soga gruesa para pasar con precaución por la parte izquierda, después venia una tosca mocha, la correntada antes del pozo “tres cuevas” a la entrada de ésta a la izquierda habia una grieta donde tenian su guarida ó nidos “los murcielagos”. Más adelante ya en la última barranca donde se junta el rio Arenales y el rio Rosario el lugar se llama “Las Garzas” . En este lugar un poco más abajo el rio se estanca y se canaliza porque ingresa al dique “Cabral Corral”. Se avanza muy poco por el viento en contra y no hay correntadas. Luego finalmente llegamos al Paraje “La Maroma”. Nos felicitamos con mi hijo, dándole gracias a Dios y a la Pachamama por el éxito. Empacamos las cosas en bultos para trasladarlos hasta la Ruta (a 4 km.) y esperar el omnibús (empresa Chavez) de regreso a casa.

  

SEGUNDA ETAPA

PARTIDA: Todavia no habia terminado el verano, cuando a uno de mis hermanos (Luis Antonio Fernández), se le ocurrió en unas de sus visitas a Salta, concretemos un viejo anhelo de él, poder participar de un tramo por el rio Arenales hasta la “Hostería del rio Juramento” y así fue que juntamente con mis otros hermanos menores (Miguel Angel, Luis Antonio “Poly Fernán” y Rafael Domingo) nos trasladamos en la “renoleta” por la “Pedrera” en dirección a “Las Tienditas” a 40km., llevando en el portaequipaje “dos balsitas” infladas, sino las teniamos que inflar con la boca, como en otras oportunidades. El camino por lo general es mediocre, una vez en la cima de la “cuestita” de la tiendita uno puede apreciar en toda su magnitud el pueblo de “La Merced” – “El Carril” y parte del curso del rio Arenales. Llegamos al lugar propicio para hacer los preparativos para el raid, mientras nosotros preparamos las balsitas, mis hermanos hacian un asado ya cerca de las una de la tarde. El lugar elegido para la partida era un pozo que estaba al frente de una boca de un tunel de una mina abandonada. Luego de la partida al rato nomás el rio se abria en dos brazos, tomamos el de la derecha y era bastante pronunciada la caida y pechaba para una barranca baja cubierta de enredaderas bien tupidas en la cual se encontarba un sauce grande echado en el agua que ocupaba casi la mitad del brazo del cauce. Yo pase primero pues siempre era el puntero ó guia, asi que cualquier problema que habia le gritaba al que venia atrás. Me pegue una “raspada” mas o menos, despues lo pasó Luis tambien algo parecido- algunas cosas cayerón al agua, la botella con kerosén, el farolito iban flotando (consegui agarrarlas), se cayo un rifle pero como estaba atado al bote, se salvó. Se mojaron dos frazadas, las escurrimos y seguimos viaje. Pasamos por un pozo que una vez saqué una boga como de 3 Kilos y al abrirla tenia un trozo de jabón de lavar de unos 5 centimetros (alargaditos) ¿habra creido que era un trozo de pescado?. Por estos lugares se le denominan “El Cable”, habia una huella para transitar que iba hasta cercanias del frente de “Las Garzas” hasta el paraje “San Simón” . Más adelante pasamos por un lugar en la cual se sabian hacer concursos de Pesca por parte del Club de Pesca “Salta”, del cual tuve el orgullo de ser Socio – Secretario – Cobrador y organizador de excurciones de pescas en varios años (1.954 al 1.961). Pasamos unos que otros puestos con ganados y por esta zona se venera al santo “San Simón” donde una parte de sus cerros hay una figura que se le parece al “santo” y en el pueblo vive un criollo que le llaman “chueco Tolaba” (autor de mas de cien versos). Por esta zona ya empieza por la parte Este del rio una cadena montañosa que abarcara gran parte de este relato y que pertenece a la parte Oeste de “Las Trojas”. Siguimos avanzando y pasamos por las fincas “Santa Ana” – “Osma” – “Saladillo”, cuando ya se esta yendo la tarde y en la parte Oeste del rio se ve que parece una sala antigua, tambien vemos a los flamencos rosados. Encontramos un lugarcito con un montecito lindo y decidimos pasar la noche alli.

Prendimos un buen fuego, había abundante leña de tuscas, sauces y nos pusimos en tarea de secar las dos frazadas que se mojaron mientras haciamos comentarios sobre la marcha del dia que viene y poder pasar por donde estabán haciendo esa gran obra civil del “Dique Cabra Corral”. Luego de cenar y café de por medio, escuchamos en el silencio de la noche, el bramar del rio, alguna “garza mora”, una pareja de “zorros” distanciados uno del otro empezarón con su clásico “uac –uac” y la correspondiente “fragancia” parecido al extrato de “quimpe”. Por fin nos dormimos. Al otro dia temprano nos despertarón  algunas charatas, si bien mi hermano Poly tenia el rifle calibre 22 (de propiedad de mi hermano que no pudo venir a Salta, se trata de Jóse Marcial Fernández), las charatas no estaban tan cerca y ademas no era la temporada, así que desayunamos con un poco de “bagre frito” que saco Luis con caña fija por la noche, preparamos todo y partimos a las 10 de la mañana. Al rato nomas estabamos con la junta del rio Guachipas, por esta zona la visión es más amplia. Despues de saludar a los trabajadores que estaban en lo alto de las obras (paredón de hormigón armado) continuamos y pasamos por el lugar conocido como “la garganta del diablo” famosos lugares de pescas, por haber alli pozos con peñas seguidos de correntadas y en parte va “encajonado” entre dos imponentes cerros (aquí nos sacamos fotos que luego fueron publicados con los comentarios respectivos en el matutino de Salta “Diario El Tribuno”. Ya se estaba por poner el sol y habia varios quebrachitos secos arriba de una “lomita” en la cual se asentaban a cada rato “las Torcazas” y Poly cazó como 6, con la espera de las torcazas se nos hizo ya casi oscuro, yo salí y amarré la balsita a unas raices gruesas, me puse a esperar por Poly cuando veo que por medio del rio venia un bulto que era la balsita  de mi hermano, así que me tire al rio a tratar de agarrarla y lo logré. Resulta que despues me contó que en partes que nos teniamos que bajar por los pedregones que hay en el medio del rio, se golpeó la rodilla ó la “cañilla” y se le escapó la balsita. En fin, sacamos las cosas y las alzamos arriba de la barranca que no era tan alta, limpiamos el lugar, leña habia abundante, nos pusimos a pelar las torcazas, preparamos el tarro para el café mientras le comentaba a Poly que en estos lugares de “Peñas Azules”, alla por el año 1.958 se realizó el Primer Campeonato Abierto del Norte Argentino de Pesca Variada de Río, entre los clubes de pesca “Salta” y el “círculo de pescadores” de Salta, el ganador de ese certámen fue el club primeramente mencionado, con la pareja (Manuel José Fernández y Bautista di Pauli) y el primer premio individual (9 bagres) – una anécdota – cuando fuimos todos los pescadores –50- a orilla del rio para hacer un homenaje a los pescadores fallecidos, depositarón una palma de flores en el agua, luego dierón la orden del comienzo del certámen y todos corrierón a buscar los mejores lugares, yo me fui para abajo y a duras penas pasé para la banda, comenzé con la “corchada”, ya tenia 4 bagres, cuando de repente una de esas “corridas” sentí un gran tirón que me sorprendió por lo pesado y a duras penas “clave” y por ese entonces había una disposición “que todo pescador debia usar el novedoso reel” y las dimensiones de la caña no importaban tanto, cuando empezé querer traerlo (pensaba que engache el premio mayor) me di con la novedad que el pez no era cosa que sino la “palma de flores” que fue arrojada aguas arriba, en fin.

Mi hermano Poly era un excelente cocinero, hizo un arroz muy bueno con las palomas fritas. Mientras cenabamos, le comentaba que el nombre del lugar en que estabamos proviene de la finca Peñas Azules (la peña tiene unas estrias blanquecinas como de ceniza y que sobre el fondo oscuro de los cerros parecen que fueran celeste claro) y que atrás de los cerros esta la finca “El Presidio” en la cual hay un cerro de forma circular y que a los hombres que se los sabían castigar, los llevaban alli y los bajaban con “lazos yapados” para que así los condenados no pudieran volver a subir (a veces me pregunto si habra sido verdad esto). Más tarde nos acomodamos cerca del “fueguito” y nos dorminos.

Por esa zona hace un poco de frio de noche y por las mañanas, así que tenemos que salir algo tardecito. Las correntadas impresionan por su bellezas, pasamos por paredes casi verticales. Dejamos ya atrás la finca Peña Azules de la Flia. Ramirez, gente criolla, siempre tendiente a dar una mano, por lo cual su humilde casa siempre esta visitada por familias pescadoras, fiestas patronales,etc. Peñas Azules y La troja fueron en aquellos años famosos por sus zonas para la pesca de “Dorados” en tamaños y cantidades, la calidad de sus peces, por los minerales de las piedras. Más adelante pasamos por un cable carril y las bases de hormigón arriba de una barranca. Las correntadas siguen una tras de otra, no se cortan, menos mal que tenemos las cañas (botadores) que lo utilizamos como si fueran remos a fin de esquivar en lo posible las grandes piedras que estan en el medio del cauce. Hay muchos mosquitos (jejenes) que de vez en cuando hacen de las suyas, por donde estamos pasando estan los famosos “cajones” de Peña Azules que es limite con los “cajones” de Las Trojas, lugares muy buscados para pescar dorados grandes de 10 o más kilos (a esta zona sabia venir Don Virgilio Garcia, Saturnino Basalo, José Luis Carattoni, Enrique Peláez, Edmundo Lávaque y el suscripto, sabiamos entrar por la Pedrera a las Salas de Las trojas y desde alli hacia el río por medio de rastrojos, nos dirigiamos a los cajones a caballo ó caminando.

Paramos a comer el resto de arroz con las “torcazitas” como a las 4 de la tarde, por esta parte casi no hay monte, es zona agreste, de vez en cuando en lo alto se veia dos condores. Ya esta por oscurecer y en eso que estamos buscando un lugarcito para acampar vimos un “puma” tomando agua y más tarde un zorro.

Habiamos acampado en un lugar abrigado mejor que la noche anterior, teníamos una especie de codo natural arriba de una barranca pero el espacio más que suficiente (incluso teníamos un algarrobo grande para protejernos del rocío, como siempre limpiamos el lugar de ramitas chicas, hojarascas, algunas piedras chicas, etc. A consecuencia del calor del fuego aparecierón algunos bichitos como ser: Alacranes, araña pollito, ciempies. Matamos los que pudimos para evitar problemas, pasarón las horas y no volvierón a aparecer. Ya amaneció y como todos los dias antes de salir inflamos algo con la boca los botecitos y nuevamente volvimos a partir. Las correntadas ahora estan un poco más calmadas, estamos pasando ya casi por Las trojas donde vive otro gaucho Don Ladislao Hoyos, el vive a la bajada de la “cuestita del coro”. Por la zona habitan las famosas perdices “alas coloradas”, pavas del monte, chanchos rosillos, zorros, pumas, gatos del monte, charatas, perdiz-paloma, bumbunas, corzuelas, quirquincho bola, mulitas, gualacates. Recordaba que antes sabia organizar pescas a esta zona y nos sabia traer en su camión Don Carattoni (el vehiculo un poco destartalado, pero seguro, buen conductor y mecánico, execelente pescador). Tambien veniamos con Don Edmundo Lávaque que entonces presidía “El Club de Pesca Salta” y en alguna oportunidad el Sr. Félix “mono” Aranda. Volviendo a la aventura, ya dejamos atrás la figura del imponente “cerro El Crestón”, lleno de misterios con su variada fauna (venados, cóndores) y los supuestos “tesoros ocultos” en algunas de sus cuevas y sus leyenda sobre la aparición del famoso “ucumar ó ucumari”. Estamos pasando por el “arroyo de los negros” que pasa por la sala de Las Trojas. Seguimos navegando y asi estamos llegando a la barranca alta del “campamento Tolentino Montoya” lugar donde se realizaba casi todos los concursos y campeonatos de pesca como ser: Vecinal del Diario El Tribuno (1967) – Vecinal de los Barrios. Recordando aquellos años y lugares llegamos a nuestro destino, alli nos esperaba en el puente de la hosteria del rio Juramento desde hace dos dias mi hermano Miguel Angel y mi sobrino Pedrito Oscar Acosta

 

TERCERA ETAPA (Hosteria Rio Juramente hasta Puente carretero El Tunal)

PARTIDA: Aprovechando que uno de mis hermanos menores (José Marcial) estaba por realizar un viaje a Bs. As. en su “rastrojera” iniciamos los preparativos para concretar esta nueva etapa. Llegamos de noche a la Hosteria y alli inflamos los botes con el compresor de la gomeria. José Marcial continuó viaje. Esa noche acampamos cerca de la barranca bajo unos paraisos lindos, habia zancudos y así entre charla y charla con mi hijo José Luis, esperamos ansiosos el nuevo dia. En la mañana, despues del desayuno ya estabamos listo para partir. Yo como siempre voy adelante con bote que tiene las “paletas” y el otro bote que lleva la carga. José Luis lleva el individual con sus pertenencias y preparado con una caña tipo “bambú” que hace a veces de remo ó para guiar el bote en alguna correntada a fin de evitar que la balsita salga del cauce.

En esta parte el rio de divide en dos brazos, tomamos el de la derecha porque parece ser que tiene más caudal. Estos lugares son muy buscados por los pescadores por las “yuscas” que salen de buenos portes y son riquisimas, empezamos a navegar  y enseguida se vuelve a unir los dos brazos formando una interesante correntada, toda esas zonas años antes eran buenas para pescar y queda cerquita del puente que para el regreso el camión esperaba por los pescadores por atrás de la Hosteria sobre el camino a Lumbreras y rio Piedras. Más adelante se encuentra emplazado el “Monumento a la Jura de la Bandera” y cuya entrada está casi frente del puesto de Don Baltazar Guzmán. Pasamos luego por las estructuras de hormigón armado que estaria destinado a una fabrica de cemento. Continuando y hacia la derecha esta un lugar conocido por “Los Corrales” y sigue el puente ferroviario de la Estación Juramento (en esta estación se sabian bajar los pescadores que se embarcaban en la capital y luego en la Estación Gral. Guemes otro tanto más). Seguidamente venia un lugar que le deciamos “la Boveda” (había dos pozos lindos) y se entraba por la ruta, aquí se realizaba concursos de pesca por el Club Gral. Guemes. Ya estamos pasando frente al pueblito de “Lumbreras” desde donde los pescadores se aprovisionaban en gral. y en seguida viene el puente carretero que va a “Las Lajitas”  a  Joaquín V. Gonzalez. En esta zona por la hacienda hay muchos “jejenes”, “garrapatas”, “piques” y “pulgas”. Continuamos y mas adelante pasamos por un lugar que los pescadores le pusierón el nombre de “vaca muerta”. Luego sigue unas lindas correntadas y así estamos pasando por “El desemboque” del rio blanco (es de aguas clara el cauce), más adelante tenemos a la vista el cementerio de Rio Piedras que por esta zona se denomina “El Garrapatal”. Ya es mediodia y paramos un rato para almorzar.

De nuevo en marcha y ya pasamos la junta del rio Piedras con el rio Juramento, luego sigue el dique “Miraflores”. En este lugar y debido a que hay una pequeña cascada a causa de una obra para captación y riego de agua, no se la puede navegar, por lo tanto tuvimos que salir del rio, desarmar las cosas, trepar la barranca, desplazarse unos 200 metros, bajar nuevamente los bultos al rio y preparar inmediatamente para continuar con la navegación, a todo esto ya era como las 7 de la tarde. Tratamos de recuperar el tiempo perdido y empezamos a buscar el desemboque del manantial de Miraflores, por esta zona esta el madrejón de aguas clarisimas con “berrales” en donde se puede observar a los dorados, bogas, sabalos y algún dentudo grande, hay algarrobos en las serranias, tucanes, charatas, pavas del monte, corzuelas, loros . Encontramos un lugar para hacer campamento. Cenamos dos bagres que sacamos hace instante dejando la caña puesta mientras preparamos el lugar para dormir. A la mañana siguiente mientras estaba el desayuno preparamos los botes, repasamos la presión de la cámara (las cámaras fuerón compradas en el año 1967 y ya eran viejas, rezagos de los ingenios azucareros Ledesma-Tabacal), revisamos los forros de lona gruesa que por el momento estan bien protegidas gracias  a los aceites impermebilizantes. Embarcamos y seguimos hasta dar con “la gaucha mala” (mujer jinete que en varias ocasiones corria a “talerazo” a los pescadores), las correntadas son más suaves y los cerros se lo ven cada vez más lejos, hay pequeñas lomaditas y montes al orilla del rio, así estamos cerca de la Familia Guerrero (El Bordo). Luego sigue el manatial de la Finca La Población y más adelante “La leñatera chica y grande”. Pasamos por las juntas del manatial del rio Medina. En este lugar se formó el Campamento Adolfo Albornoz en homenaje a quien fuera en vida uno de los Presidentes del club de pesca Salta. Más adelante esta la famosa “Cuesta del Chivo” , luego “El Guayacan” y “Sendero de los Pájaros” donde se junta con otro brazo del rio, se aprecia que hay “bizcacherales” y “dormideros de sachas” y ya estamos por pasar lo que va  ser la parte alta del futuro dique “El Tunal”, tambien observamos a los obreros (trabajos que corresponde a compuertas y turbinas). Acampamos en un lugar cerca de unos cañaverales en la parte baja de la barranca. Al otro continuamos y pasamos por la finca “Lambare” y hacia la izquierda una defensa de palos para que el cauce del rio no avance por alli. A lo lejos se ve la antena repetidora de canal 11, luego el puente ferroviario y los resto del puente viejo de madera donde pasaba la ruta vieja y finalmente divisamos el puente carretero de El Tunal.

 


 

CUARTA ETAPA (Puente Carretero el Tunal hasta Puente carretero el Quebrachal)

PARTIDA : Llegamos en un omnibus de la empresa “El Quebradeño” nos bajamos frente a la confiteria (parada ó descanso de los pasajeros) y nos dirijimos a la gomeria para inflar los botes pero esta vez eran cuatro porque se sumo a esta etapa el Sr. Samuel Salomón Anze (yerno), o sea , dos botes para mi, uno para mi hijo José Luis Fernández y otro bote para mi yerno.

Amaneció en el Tunal, luego del desayuno preparamos las cosas, nos pusimos el chaleco salvavidas y nos largamos aguas abajo. En seguida nomas, pasamos por un cable carril que sabia tener un amigo Adolfo Villa que cumplia la tarea de medir la velocidad, profundidad, etc del cauce. Luego se nota un camino en la cual los camiones extraen áridos, ese lugar se denomina “Cuchi Pozo”, luego pasamos por el “Paso de las Carretas” . Más adelante hay varios pozos con barancas altitas, lindo para la pesca de los dorados, continuando con la navegación pasamos por un lugar que se llama “Acosta” y a esta zona tambien se la conoce como “chorroarin”, despues viene “Balbuena”. Podemos observar los sabalos, chumucos, garzas, loros, palomas, charatas que cruzan en distintas direcciones. Pasamos por “Talamuyo” lugar o zona de quema de carbón vegetal y nos aproximamos a Joaquin V. Gonzales cuando ya estaba por oscurecer, asi que buscamos lugar para acampar.

Habiamos salido sobre la parte derecha del rio, se puso fresco y corria bastante viento. Nos protegiamos contra unos bobadales altos y robustos (creia que solamente en el Bermejo solamente sabia haber estos ejemplares). Hicimos una especie de pared con ramas y colocamos unos plásticos para protejernos. Por la mañana partimos nuevamente y ya estamos cerca de “Gaona” y de “San José de Orquera”. Una cosa curiosa nos pasó, serían como las 3 de la tarde, como yo iba adelante note que me entraba arenita ó tierra finita en los ojos y lo curioso es que estabamos en el medio del rio y no habia viento, entonces se lo hice notar a Samuel y a José Luis que veniamos como en “fila india”, ellos notaron lo mismo (dias despues nos enteramos que eran las cenizas del volcan “Lascar”), seguimos el curso del rio, ya habiamos notado unas antenas por la parte izquierda, queria decir que ya estabamos cerca del puente. Finalmente llegamos a destino, preparamos campamento para retonar por la mañana siguiente a la ciudad.

 

QUINTA ETAPA (Puente carretero El Quebrachal hasta Canal de Dios)

PARTIDA: Una vez instalados nuevamente en el puente carretero el Quebrachal, nos pusimos con mi hijo José Luis a preparar las balsitas. Como ya estabamos practicos en el tema, partimos de inmediato.

Como cerca de la 3 de la tarde habia un champalcito al final de la barranquita y alli salimos. Pusimos los botes arriba de la arena en la playa y preparamos el almuerzo. Prendimos un buen fuego, pues leña habia bastante. Mientras comiamos algo me puse a pescar, saque algunas bogas y bagres, enseguida me siguió mi hijo que tambien sacó algunos, nos estabamos desquitando de tanta veces que por falta de tiempo no pudimos dedicarle a la pesca. Yo tenia una “bolsita tejida”, así que alli fuimos poniendolos y de esta forma lo manteniamos vivos. Se puso bastante fresco, ya era tarde para seguir navegando, así que decidimos pasar la noche en ese mismo lugar. Preparamos la cena y esta vez fue mi hijo que cocinó “cazuela” para esa noche y unos “fritos” de bagre y boga para el almuerzo de mañana.

A la madrugada comenzó a despertarse el “monte”, algunos pájaros con sus saludos musicales, algún grito de tero, garza, martín pescador, paloma-torcaza, sachas, chumucos, por esta zona no se ve ni por casualidad alguna loma, lo que si alguna barranca más altas que otras, las playas son cada vez más anchas y se ve que estamos cerca del poblado de los “Rosales” (departamento de Metán). Seguimos adelante y hacia la izquierda divisamos una antena grande, como todo era un desplayado grande dejamos los botes en la playa y nos enfilamos en dirección donde estaba la antena y notamos que tambien habia una casa con edificación moderna. Ya cuando estabamos cerca se ve un gran canal revestido con cemento y una gran compuerta. Salio a recibirnos el encargado y resulto ser que esta zona es el nacimiento del CANAL DE DIOS. Luego volvimos por los botes y cruzamos el rio hasta la otra banda, es decir como el rio es limite departamental entre Anta y Metan, pasamos para el lado de Metan porque alli esta el Paraje “Vallecito” (a 7 km. del limite provincial con Santiago del Estero)y circula de vez en cuando el omnibús “El Quebradeño”.

Luego mi hijo conseguió a traves de una familia una “zorra” tirada por una “mulita” para transportar los bultos hasta la ruta (a 4 km). Nos hospedamos en la vivienda de la familia Guiscafré hasta el otro dia.

FIN

 
                                                              



                                 MIRTHA ALARCON - MANUEL ANCE - JOSE LUIS - RIO ARENALES
 

                                   



                              MIRTHA ALARCON - MANUEL ANCE - MANOLO - RIO ARENALES - SALTA


                                        JOSE LUIS - PUENTE EL TUNAL - RIO JURAMENTO - SALTA

                                                MANOLO y JOSE LUIS - HOSTERIA RIO JURAMENTO

                                                       SAMUEL SALOMON ANZE (Samy) - RIO JURAMENTO

                                                       POZO "COMEPERRO" - RIO ARENALES - SALTA

                                       SAMUEL ANZE y JOSE LUIS - PUENTE CARRETERO QUEBRACHAL

                                              POZO "EL MARMOL" - RIO ARENALES - SALTA

                                                    POZO "COMEPERRO" - RIO ARENALES



PUENTE CARRETERO DIQUE CABRA CORRAL EN CONSTRUCCION - EN LA FOTO POLY y MIGUEL FERNANDEZ DE VACACIONES POR SALTA

 


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=